Saltar al contenido principal
¡Te ayudamos a elegir! Asesoramiento personalizado haciendo clic aquí
Volver

Carrito

No hay productos en el carrito.

¿Ácaros en el colchón? Aquí tienes la solución

Ácaros en tu cama: aunque no los veas... haberlos, haylos. Te contamos cómo minimizar su existencia y evitar su invasión.

21/07/2022 | Marmota

Ojo a estos datos sobre los ácaros en el colchón que son un poco espeluznantes y cambiarán tu manera de limpiar la cama, incluso si no tienes alergia:

El polvo de los colchones contiene las mayores concentraciones de ácaros debido a la gran cantidad de escamas cutáneas que las personas pierden diariamente, sobre todo por la noche.

No es que lo digamos nosotros, lo afirman los farmacéuticos Herbosa y García en una revisión profunda sobre el tema a la que titularon «Alergias. Los ácaros del polvo doméstico».

Y aquí viene lo más fuerte: se ha estimado que la producción de escamas cutáneas por persona y día es suficiente para mantener diez D. Pteronyssinus adultos —el género de ácaros que más relevancia tiene para las alergias— durante ¡seis meses! 🤯

Y tú pensando que dormías en soledad.

El tema está en que pasan desapercibidos porque no se ven, pero estar, están ahí, te lo aseguramos, que el polvo lo generamos absolutamente todos.

Por eso en este especial sobre los ácaros te explicamos con la ayuda de nuestras doctoras y de estudios científicos, qué son, cómo saber si hay ácaros en tu cama y cómo limpiar el colchón de ácaros.

Empezando que es gerundio.

Qué son los ácaros, cómo son y qué hacen en tu cama 

Los ácaros del polvo son unos bichillos primos hermanos de las garrapatas y las arañas, se alimentan de las células de la piel que perdemos los humanos y otros restos orgánicos y se desarrollan en ambientes húmedos y cálidos sobre todo.

O sea, que los hay en todas partes y especialmente en los colchones, ropa de cama, almohadones, alfombras y otros textiles tan utilizados en los dormitorios.

¿Por qué?

Porque en esas superficies encuentran el hábitat ideal para vivir como reyes: calentitos, arropados y con cantidad suficiente de comida para atiborrarse sin hacer ningún esfuerzo 😅

Y el drama se agrava en verano y al principio del otoño porque las calefacciones que tanto resecan el ambiente están apagadas, las ventanas abiertas y la humedad y la temperatura son bien altas tanto fuera como dentro de las casas.

En esa atmósfera, los ácaros son los reyes del mambo en el colchón y por eso el verano y el otoño son las estaciones en las que los alérgicos lo pasan peor.

¿Cómo puedes reconocerlos? Pues lamentamos decirte que no puedes porque son invisibles al ojo humano. Tendrás que guiarte por las señales que vamos a enumerar enseguidita.

Cómo saber si hay ácaros en tu cama: los síntomas 

Esta pregunta no habría casi ni que hacérsela porque, como hemos dicho, los ácaros se alimentan de las partículas de piel que soltamos las personas especialmente por las noches, aunque también por el día.

Esto quiere decir que donde hay gente, hay polvo. Y si hay polvo, hay ácaros.

Eso de «polvo eres y en polvo te convertirás» empieza antes de irse a la tumba 😂

Podrías pensar que si convivir con los ácaros en la cama es algo inevitable mejor dejarlos estar. Peeeeero, esto no es una cuestión de TOC con la limpieza, sino que va más allá.

El problema con la gran acumulación de ácaros en los tejidos acolchados son sus consecuencias sobre tu salud, sobre todo si tienes alergia.

Ojo, que aunque no tengas diagnosticada lo que se conoce como alergia al polvo —en realidad a lo que se tiene intolerancia es a los ácaros que viven en él—, si inhalas mucho también puedes tener una reacción negativa porque inflaman tus fosas nasales.

O quizás sí tienes alergia y no lo sabes porque nunca has tenido síntomas agudos 🤨

Entonces, ¿cómo saber si tienes alergia a los ácaros? 

Responde a estas preguntas:

  • ¿Estornudas con mucha frecuencia?
  • ¿Te gotea la nariz?
  • ¿Te pican y lloran los ojos?
  • ¿Sufres congestión nasal?
  • ¿Picor en la nariz, paladar o garganta?
  • ¿Tos?
  • ¿Presión y dolor en la cara?
  • ¿Notas que tu piel está inflamada y con un tono azul bajo los ojos?

Si la respuesta a estas cuestiones es afirmativa en la mayoría de los casos, quizás deberías coger cita en un alergólogo y que te haga pruebas diagnósticas para saber cómo actuar en caso de que salgan positivas. 

Si también padeces los síntomas que vienen a continuación, ya estás tardando porque tienes todos los números para tener alergia y puede causarte asma u otras infecciones que te obstruyan las fosas nasales más de lo soportable:

  • Dificultad para respirar
  • Presión en el pecho
  • Un pitido al expulsar el aire cuando respiras
  • Mucha tos y sensación de que te falta el aire por las noches que te impide dormir

Poca broma con la alergia a los ácaros, que te pueden complicar la vida bastante y lo suyo es que tomes un tratamiento farmacológico.

Además de todas estas reacciones por inhalación de polvo —hecho bastante comprensible si pensamos que, además de quedarse en nuestro colchón y ropa de cama, las partículas de polvo vuelan por el aire— hay otra circunstancia que puede darse y que no tiene ni pizca de gracia.

Los ácaros muerden 😱

Que sí, que sí, las picaduras de ácaro no son frecuentes ni todas las especies de ácaros pican, pero se dan a veces, especialmente si estás con roedores, perros, gatos, aves, cerdos, paja o heno.

¿Cómo reconocer las picaduras de los ácaros?

Si tienes rojeces, ampollas o picores que son especialmente intensos por la noche en pliegues de la piel como las muñecas, axilas, cintura, parte interior de los codos o en tus «bajos fondos», es muy probable que tengas ácaros en la cama que han decidido picarte.

Y en el caso de los bebés, además en el cuero cabelludo y las plantas de manos y pies 😢

¿Cómo evitar que te piquen? Pues de la misma manera que el resto de los inconvenientes que traen consigo: limpiando de ácaros tu casa y sobre todo tu cama y todo lo que la viste.

Veamos cómo.

Colchón sin ropa de cama simbolizando la limpieza de ácaros

Cómo eliminar los ácaros del colchón  

Como decíamos, una de las medidas más eficaces para mantener a raya a los ácaros es evitar la acumulación de polvo, así de simple.

Para empezar, uno de los métodos para acabar con los ácaros que no por obvio es menos importante, es ventilar de forma adecuada. Puedes conseguirlo incorporando un sencillo gesto a tu rutina de limpieza del colchón: airear al menos 15 minutos cuando cambies las sábanas.

Además, nos dicen las doctoras que se ha demostrado que la calidad del sueño mejora en personas que adquieren este hábito. ¿Qué más se puede pedir?

Pero con ventilar no bastará.

Para reducir al máximo la cantidad de ácaros en el colchón es importante que sigas otras recomendaciones relacionadas con la limpieza y con la decoración de la habitación.

Cómo limpiar el colchón de ácaros 

Que va a haber ácaros en el colchón es una certeza porque son como la mantequilla a la tostada, como la noche al día, como la trucha al trucho. 

Porque si hay polvo, hay ácaros.

Y ya sabes que donde más se acumulan es en la cama. 

Así que ponte las pilas y limpia tus colchones una vez por semana siguiendo estos pasos:

  • Lava las sábanas
  • Pasa el aspirador por los dos lados del colchón A CONCIENCIA 
  • Pasa un paño humedecido con una solución enzimática o vinagre blanco—ojo, no totalmente empapado— y deja que se seque
  • Vuelve a hacer la cama con ropa limpia

Si además tienes alergia a los ácaros, puedes completar este procedimiento con un acaricida, que es un producto químico que puedes comprar en almacenes en los que venden artículos de bricolaje y mantenimiento del hogar.

O en la tienda online más grande del mundo —ya tú sabes— 😉

Además de repetir este proceso todas las semanas, hay algunas medidas que puedes tomar en tu dormitorio para evitar que los ácaros campen a sus anchas.

Cómo prevenir los ácaros 

En lugar de combatir los ácaros cuando ya estamos hasta el cuello, lo ideal sería prevenir su invasión.

Para eso, conviene pensar en el dormitorio como un todo y no solo en la cama. Sabemos que tu habitación es tu templo, pero para acabar con los ácaros vas a tener que renunciar a acumular ciertas cosas.

Apunta lo que nos dicen nuestras expertas en dormir bien sobre esto:

  • Elimina en la medida de lo posible las alfombras de los dormitorios
  • Evita muebles tapizados 
  • Olvídate de esa repleta librería que con tanto orgullo tienes en tu cuarto, que los libros acumulan polvo que no veas
  • Por no hablar de peluches y almohadones decorativos, recuerdo de otras épocas
  • Intenta bajar el nivel de humedad en la casa. Para eso, no debes tender ropa en los radiadores por muy práctico que sea

Resumiendo, que no se lo pongas fácil.

Ahora que ya sabe la solución a los ácaros en el colchón… 

Ahora que ya sabes cómo acabar con los ácaros en tu cama, solo queda decir que los colchones de viscoelástica son los que menos «efecto incubadora» tienen con estos pequeños seres junto con los de látex.

Escoge el colchón de visco que mejor se adapte a ti y ten en cuenta que tanto el núcleo del colchón como las capas y fundas que lo revisten no son eternos —y su deterioro puede fomentar que los ácaros se instalen cómodamente—.

Y no queremos eso, ¿verdad?

Con esto y un bizcocho rematamos este post especial ácaros en el colchón recordándote que quien duerme bien, vive feliz 😃

🗒 Referencias científicas sobre los ácaros en el colchón

Seguro que a estas alturas tienes clarísimo cómo acabar con los ácaros en la cama, pero si quieres profundizar en el tema, aquí tienes el estudio completo de Herbosa y García:

Herbosa, R. O., & García, M. M. (2008). Alergias: Los ácaros del polvo doméstico. Offarm: farmacia y sociedad, 27(4), 56-66.



RECIBE OFERTAS EXCLUSIVAS

Seguro que eres de los nuestros, de los que siempre retrasa la alarma pidiendo esos 5 minutos más. Estamos deseando contarte todas nuestras ofertas y novedades así que déjanos tu email y te mantendremos siempre soñando, marmoteando....ZZZ

Cookies