Saltar al contenido principal
RebajazZZ ¡Ahora hasta un 40% de descuento!
Volver

Carrito

No hay productos en el carrito.

10 posturas para dormir en pareja y no morir en el intento

Aunque la mayoría de la humanidad duerme acompañada, poco se sabe de las distintas formas de dormir en pareja… y a todo esto, ¿sabes qué dice la ciencia?

12/07/2021 | Marmota

La trascendencia de dormir bien es tan grande que se ha investigado largo y tendido sobre el sueño en general y las posiciones para dormir en particular.

Pero a pesar del interés sobre la incidencia del sueño en la vida de las personas, casi todos los estudios acerca de las posturas para dormir están hechos sobre un solo individuo. Y eso que la mayoría de la humanidad duerme acompañada.

Por eso hoy vamos a fijarnos en las distintas formas de dormir en pareja y el impacto que tiene hacerlo de una manera u otra.

Para ello hemos huido de los “cuñadismos” y nos hemos apoyado en el asesoramiento de nuestras doctoras del sueño; el hablar por hablar lo dejamos para las tertulias domingueras. 

Vamos con ello.

Efectos y beneficios de dormir en pareja según la ciencia

Dormir con tu media naranja (o tu naranja gemela, si prefieres) tiene muchas consecuencias en la calidad de tu sueño y en la propia pareja. 

La primera de ellas tiene que ver con el hecho de sentirse querido y arropado emocionalmente 🤗.

Dicho en palabras de nuestras doctoras, “se sabe que el sentimiento de seguridad estando en pareja —la vivencia del estilo de apego, es decir, los patrones habituales de expresar y demandar amor en las relaciones íntimas—, así como la satisfacción marital influyen en la calidad de sueño individual de las personas”.

Vamos, que el tipo de relación que tengas con tu pareja influirá en que duermas mejor o peor; misterios del apego que la ciencia sigue descifrando.

En este sentido, según un estudio realizado en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Pittsburgh, “los problemas de relación y los problemas de sueño coexisten” y se ha observado que tratar dolencias o anomalías como por ejemplo las apneas “se asocia con mejoras en la satisfacción conyugal global, reducciones en los desacuerdos matrimoniales y mejora en el sueño de los compañeros de cama”.

En definitiva, que dormir con alguien al lado que te despierta cada dos por tres no es lo mejor para levantarte de buen talante, que digamos. Al revés, de hecho: muy probablemente lo harás con ganas de perderle de vista 😠.

Lo idóneo para descansar y vivir felices como perdices juntos es encontrar maneras y posturas cómodas para dormir en pareja que permitan a las dos partes contratantes disfrutar de unas horas de sueño reparadoras por igual; como un baile en el que los dos van al mismo compás.

Posturas para dormir: pareja feliz saltando

Esta sincronización en el sueño de las parejas se consigue teniendo un horario muy similar para ir a la cama y levantarse por la mañana, dejando atrás ese “ve acostándote tú que ahora voy yo” que se convierte en el reloj dando las cuatro de la mañana y, a buen seguro, en una señora discusión al día siguiente.

Esto se ha visto claramente en la investigación de la Universidad de Pittsburgh sobre la eficiencia y concordancia del sueño nocturno de las parejas: “mantener horarios diferentes de acostarse y levantarse predice conflictos de pareja al día siguiente”.

El criterio de nuestras expertas coincide absolutamente con las conclusiones de este estudio y nos comentan que “el sueño de las parejas es interdependiente debido a un horario similar en las rutinas y patrones de movimiento particulares durante el sueño por la presencia de otra persona en la cama”.

Y añaden que esta concordancia entre personas que duermen juntas va mucho más allá: 

“El comportamiento de las parejas mientras duerme es un ejemplo de “corregulación”, un proceso psicobiológico que permite el mantenimiento de la homeostasis del organismo como individuos estando en una relación romántica. Por ejemplo, se sabe que los niveles de cortisol son similares en las parejas a determinados momentos del día y que los patrones de sueño-vigilia son similares entre los dos miembros de la pareja”.

Es decir, que la relación de los miembros de la pareja y su calidad del sueño con los ritmos circadianos y cronotipos —como tantas otras cosas en el mundo de las relaciones— es compleja.

Ya ves que compartir cama tiene mucha chicha, por lo que nos parece que poner el foco en las formas de dormir en pareja se merece un capítulo aparte.

10 posturas para dormir en pareja

Y aquí, como para todo en la vida, hay tantos gustos como colores.

Como lo nuestro es velar por un sueño de calidad que garantice tu salud, hoy vamos a dejar de lado posturas imposibles e improbables y nos vamos a centrar en las que son buenas para tu calidad de vida.

Las posturas creativas las dejamos para otro tipo de menesteres😉.

Vamos allá.

#1 La cucharita

La posición de cucharita es una de las favoritas de los enamorados porque es bastante cómoda y estás en contacto con la otra persona en todo momento.

Como su nombre indica, dormir en forma de cuchara es como si encajaras dos cubiertos para comer sopa, uno dentro de otro; ponerse en posición fetal agarrándose de manera que todo —o casi todo— el cuerpo está en contacto.

Ojito con esta posición. 

Tenemos que prevenirte de que, si sois de los que les gusta dormir desnudos en pareja, digamos que hacerlo así es bastante erótico. Tu cara en su cuello, todo su cuerpo pegado al tuyo piel con piel y… lo que viene después se lo dejamos a tu imaginación.

💤 Te podría interesar: Dormir desnudo (o no), esa es la cuestión.

#2 La cucharita versión light

Esto es dormir tipo cucharita pero sin tocarse apenas: los dos en posición fetal, uno detrás del otro, pero con unos centímetros de distancia. El que está a espaldas del primero le pone la mano en el hombro para hacerle notar que están juntos.

Esta postura para dormir con tu pareja sigue siendo muy cariñosa pero corre más el aire, cosa que en verano siempre se agradece 😅.

#3 Dormir cara a cara

Si los dos sois de los que prefieren dormir de lado, seguramente esta sea vuestra posición favorita por la noche.

Uno de su lado izquierdo y el otro del derecho y os quedáis cara a cara, a una distancia perfecta para cogernos de la mano o rozaros con los pies; sin duda una de las posiciones más cómodas para dormir en pareja sin perder la conexión emocional.

#4 Cara a cara sin tocarse

Esta variación de la anterior sigue siendo igual de íntima porque estáis de frente, pero te da más libertad de movimiento.

Y es que hay personas que se mueven muuuuuucho mientras duermen y eso puede llegar a molestar bastante a su compañero o compañero de cama.

En este sentido son interesantes las conclusiones de un estudio de la Universidad de Loughborough en Reino Unido, en el que se vio que durmiendo en pareja se registran más despertares debido al movimiento del otro. De ahí que poner un poquito de distancia no esté tan mal.

#5 Espalda con espalda

Este es un gran ejemplo de cómo dormir en pareja cómodamente. 

Al colocarte con tu pareja de espaldas os molestaréis lo mínimo, pero os sentiréis cerca.

Aunque se pierda cierto romanticismo, es una de las mejores posturas para dormir en pareja porque los dos podéis estar en contacto pero totalmente sueltos. 

#6 Abrazados

Los dos de lado y de frente rodeando al otro con los brazos.

Si sois de los que se han caído en el bote de “Mimosín” y no queréis separaros ni un momento, esta es vuestra postura para dormir.

Sentimos comunicaros que no es una postura demasiado saludable, la verdad. La probabilidad de despertar con un brazo dormido o una tortícolis de órdago es muy alta.

Hasta que inventemos la supercama para dormir abrazados, nuestra recomendación es que os abracéis primero y durmáis después de manera más cómoda. Vuestra espalda y cervicales os lo agradecerán.

#7 La posición del koala

Uno boca arriba y el otro apoyado en su pecho, rodeándole con un brazo e incluso con una pierna es una posición que trae sensaciones muy agradables al dormir con la persona que quieres;  el modo koala mola, hay que reconocerlo 🐨.

Y a priori no parece del todo mala ya que descansar boca arriba está bien y de lado también. Sin embargo, dormir con la pierna y la cabeza de alguien encima acaba siendo muy cansado por la presión que su peso ejerce sobre el que está abajo. Por no hablar del calor que da.

Así que mejor deja esta posición para unos minutos antes de conciliar el sueño y luego cambia a otra postura más cómoda para dormir a pierna suelta.

Posturas para dormir: pareja durmiendo en la posición del koala

#8 Como un ocho

La postura de los más empalagosos es esta, en la que piernas y brazos están entrelazados envolviendo un cuerpo a otro.

A ver, sabemos que dormir abrazaditos es una sensación muy rica, sobre todo cuando estáis empezando en la relación. Pero, francamente, os vais a levantar hechos unos zorros 🦊.

#9 Boca arriba

Si tanto tu pareja como tú sois de los que preferís dormir boca arriba, estáis de enhorabuena porque es una de las mejores posiciones para la espalda como te contamos en nuestro post sobre las mejores posturas para dormir

De esta manera podréis dormir profundamente toda la noche sin molestaros. Descansar boca arriba permite más libertad de movimiento a ambos y evita que uno de los dos ejerza presión sobre el otro.

#10 Cada uno por su lado en la misma cama

Pues eso, cada uno de espaldas al otro, a su aire y sin tocarse.

Sí, ya sabemos que esto de dormir en la misma cama pero separados puede sonar a crónica de una ruptura anunciada… pero no tiene por qué. Hay momentos para todo, my friend: para intimar y para dormir; una cosa primero y la otra después 😉.

Si eres de este grupo necesitas un colchón bien grande, claro. 

Y aquí acabamos aquí el top ten de posturas para dormir en pareja más habituales.

Sin embargo no queremos dejar de hablar de otra modalidad de sueño en compañía que igual te suena como de otro siglo pero que ocurre.

Nos referimos a…

Cada uno en su cama y Dios en la de todos

Estamos ante la forma de dormir en pareja más práctica que hay, señoras y señores.

Igual estás pensando que cuando uno duerme separado, mala cosa para la relación. Sin embargo, hay ocasiones en las que la salva.

Dormir separado de tu pareja puede garantizar la calidad del sueño de ambos si tenéis horarios de trabajo por turnos, si alguno de vosotros sufre apneas o ronca más que un bulldog.

Posturas para dormir: mujer durmiendo con bulldog

Lo importante es dormir bien porque descansas, y si descansas tienes alegría de vivir, y con alegría de vivir quieres más y mejor a tu pareja 💕.

Y no temas por la salud de tu relación sexual: hay quien dice que eso de dormir separados tiene su puntillo por aquello de colarte en la cama de tu amante.

Sea cual sea la postura que adoptáis para dormir juntos, procura escoger el colchón y las almohadas Marmota adecuados a vuestro peso y al espacio que necesitáis cada uno; ya sabes que nuestros especialistas en sueño han demostrado que la calidad del tuyo mejora tras dormir en un colchón excepcional.


 

RECIBE OFERTAS EXCLUSIVAS

Seguro que eres de los nuestros, de los que siempre retrasa la alarma pidiendo esos 5 minutos más. Estamos deseando contarte todas nuestras ofertas y novedades así que déjanos tu email y te mantendremos siempre soñando, marmoteando....ZZZ

Cookies